Número 71 (noviembre de 2017)
Terremoto en México y social media
Josep Cobarsí-Morales

El pasado 19 de septiembre tuvo lugar en México un importante terremoto, que causó grandes pérdidas humanas y materiales. Apuntaremos a continuación el papel que tuvieron las redes sociales digitales en la respuesta a este desastre, mediante una selección de iniciativas digitales remarcables.

El seísmo se produjo el martes 19 de septiembre, sobre las 13 horas (hora local en México DF) con epicentro en el estado de Puebla. Tuvo una intensidad de nivel VIII en la escala de Mercalli, que tiene doce niveles. Y afectó a diez estados mexicanos, incluida la capital México DF. El número de víctimas mortales fue de trescientos setenta, decenas de edificios cayeron y centenares sufrieron daños importantes. Podéis ver aquí un resumen gráfico.
 
Siendo importante la destrucción material, el temblor no dejó fuera de servicio internet más que en momentos puntuales. Esto hizo posible que las redes sociales digitales pudieran vehicular la respuesta a la catástrofe, sobre lo cual apuntaremos a continuación algunas iniciativas especialmente relevantes. Todas ellas surgen de manera espontánea como reacción colectiva a los acontecimientos.
 
La creación de la etiqueta y cuenta de Twitter #revisamigrieta por parte de arquitectos e ingenieros civiles voluntarios facilitó una primera evaluación provisional a distancia de desperfectos en edificios. Más de doscientas afectaciones de edificios pudieron tener un primer examen mediante este procedimiento. Un esfuerzo de ayuda considerable.
 
Más importante todavía fue la creación de la plataforma digital #Verificado19S, levantada con el objetivo de verificar y organizar la información para hacer más eficiente la respuesta ciudadana al seísmo. Una potente red de voluntarios individuales y organizaciones de la sociedad civil, con el espaldarazo de empresas, creó este sitio web, para canalizar la información que surgía en la red sobre las consecuencias del terremoto. El conocimiento y el trabajo de activistas sociales, programadores informáticos y periodistas se combinó para dar lugar a esta plataforma. El principal output de la plataforma es un mapa de crisis en tiempo real que incluye informaciones sobre: daños, centros de provisiones, centros de acogida, puntos de acceso de internet libre, etc. Así mismo integraban información proveniente de otras plataformas. De forma que este se convirtió en el mapa de referencia para la gestión de la crisis, a pesar de no haber sido elaborado por instancias oficiales.
 
También fue remarcable la iniciativa Manos a la obra, una base de datos interactiva de demandas de necesidades y ofertas de ayuda, creada por voluntarios mexicanos vinculados al Department of Urban Studies and Planning del MIT y la Harvard Graduate School of Design.
 
Y mencionamos en último lugar, pero no por eso menos importante, una iniciativa más a medio y largo plazo. La creación de la plataforma #Epicentro por parte de treinta organizaciones sociales, empresariales y académicas. ¿Su objetivo? Monitoritzar y hacer seguimiento de los recursos económicos dedicados a la reconstrucción, para contribuir a optimizarlos. 
 
Por lo tanto, una serie de iniciativas digitales remarcables, con un fuerte componente humano, surgidas espontáneamente de la sociedad civil, para dar respuesta a una situación de emergencia, y de las cuales seguramente se puede aprender mucho de cara a prepararnos para los desastres del futuro. 
 
medios sociales;  gestión de la información;  comunicación de crisis; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???
Artículos relacionados