Número 82 (noviembre de 2018)
III Jornada Almanzora Comparte: el brillo en la mirada
Sandra Sanz Martos
El pasado día 8 de noviembre tuvo lugar la tercera edición de la Jornada Almanzora Comparte. Una tercera edición que ha destacado principalmente por dos cosas: por un lado, por las iniciativas formativas innovadoras en el ámbito de la Administración Pública que se han compartido. Y por otro, por la movilización femenina que generó la asistencia de Miguel Lorente Acosta, experto en medicina legal y en temas relacionados con la igualdad y la violencia de género, que nos hizo reflexionar sobre el machismo y la seguridad de las mujeres.
 
En el primer bloque Carmen Seisdedos, subdirectora del Instituto Andaluz de Administración PúblicaPaco Saavedra, Director de la Escuela de Formación e Innovación de Administración Pública de Murcia y Jesús Martínez Marín, un habitual de esta Jornada y responsable de Nuevos proyectos formativos del Centro de Estudios Jurídicos del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya, hablaron sobre por qué apostaron por impulsar comunidades de aprendizaje en sus respectivas instituciones, y sobre las dificultades que encontraron al hacerlo y los beneficios que obtuvieron. Al hablar de este último aspecto Paco Saavedra reflexionó sobre cómo las comunidades de aprendizaje o de práctica consiguen poner en valor el conocimiento, tanto el individual de cada miembro de la organización como el del grupo o departamento al que pertenezcan. Jesús Martínez Marín nos habló sobre cómo las organizaciones que impulsan comunidades de práctica y, en un sentido amplio, la cultura del compartir, se convierten en organizaciones plenas donde se mejora el clima laboral que repercute en el rendimiento y el sentimiento de pertinencia. Y Carmen Seisdedos nos regaló esta frase: “aquellos que participan compartiendo e intercambiando conocimiento llevan ese brillo en la mirada que provoca el sentirse parte de algo importante”.
 
En el segundo bloque, el director General de Formación Profesional para el Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Jesús García, nos habló también de lo necesario y beneficioso que resulta intercambiar experiencias y aprender de aquellos que desempeña la misma profesión.  Diana Gosálvez, Gestora de Información y conocimiento de la Escuela Andaluza de Salud Pública, nos explicó de manera brillante cómo ha aplicado lo aprendido en el Máster de Gestión Estratégica de la Información y el Conocimiento en las Organizaciones de la UOC. Y lo ha hecho creando un sistema de gestión de información y conocimiento, impulsando comunidades de práctica entre los miembros de la organización y una interesantísima escuela de pacientes donde también han surgido comunidades de interés. Por último, las intervenciones de Luis García Maldonado y Manuel Soler de la Diputación de Almería estuvieron enfocadas al trabajo de coordinación que realizan de los ayuntamientos de la provincia: a través de grupos de trabajo colaborativo que aprenden y comparten como implementar la ley de transparencia en las respectivas webs de los consistorios. 
 
roda-de-premsa-almanzora-comparteIII
 
Por la tarde, ya en el tercer y último bloque, el número de asistentes en la sala se duplicó. Desde las distintas asociaciones de mujeres de la provincia y desde el Instituto Andaluz de la Mujer, se organizaron con vehículos particulares y minibuses para poder asistir a la jornada y escuchar a Miguel Lorente. El que para la mayoría es el profesor titular de la Universidad de Granada, que fue, además, delegado del Gobierno para la violencia de género adscrito al Ministerio de Igualdad de 2008 a 2011. Para el público proveniente de la comarca del Almanzora es conocido como “el hijo de Don Miguel Lorente”, el médico de pueblo que todos visitaban cuando no encontraban mejoría para sus dolencias.
 
El profesor Lorente nos hizo cuestionarnos sobre aquellas situaciones que muchos consideran normales pero que en realidad son conductas machistas. Nos hizo dar cuenta que el lugar más inseguro para una mujer es el propio hogar. Y que, a pesar del éxito de afluencia de público femenino, no es suficiente. No avanzaremos mientras la lucha contra la violencia machista sea sólo cosa de mujeres. En el turno de preguntas se creó un debate espontáneo donde distintas presidentas de asociaciones y de federaciones de mujeres compartieron sus experiencias sobre cómo atraer a los hombres a las actividades que organizan. Dicho de otro modo, cómo conseguir que los hombres también se impliquen e incorporen la lucha contra la violencia de género como una lucha propia
 
Al acabar la jornada los ponentes y asistentes abandonaron la Escuela del Mármol de Fines dando muestras de alegría, satisfacción y agradecimiento por aquello que habían vivido y compartido. Preguntando y pidiendo una cuarta edición. Y “llevando ese brillo en la mirada que provoca el sentirse parte de algo importante”.  
 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???