Número 87 (abril de 2019)
Las librerías se reinventan para acercarse a los lectores
Mireia Montaña Blasco

La búsqueda de experiencias por parte de los consumidores ha llegado también a las librerías. En Tokio ha abierto Bunkitsu, un nuevo concepto de acercamiento a la lectura, donde los usuarios pagan un precio fijo que les da acceso a todos los libros que quieran mientras toman un café. 

El hábito lector está de enhorabuena. Los datos de consumo siguen subiendo, a pesar del descenso en las ventas de libros desde el inicio de la crisis. La Federación de Gremios de Editores de España cifra el número de lectores de libros en un 67%, 7 puntos por encima de los datos de 2010. De media, se leen 10 libros al año y se dedica a la lectura más de 8 horas a la semana. Más de un 61% de la población lee como actividad de ocio dentro de su tiempo libre.
 
Los lectores frecuentes, aquellos que leen al menos una vez por semana, llegan al 55%. Por género, vemos que las mujeres son más lectoras y alcanzan el 70,7%. Parece que los hombres prefieren leer otros formatos como periódicos, cómics y blogs.
 
Por edades, vemos que los jóvenes de hasta 24 años son el segmento de población que más lee, en un 89%. Los datos, sin embargo, muestran que el hábito lector también va creciendo entre las personas mayores.
 
 

Fuente: Federación de Gremios de Editores de España

 
A pesar de estas buenas cifras de lectura, la venta de libros no pasa por su mejor momento. En 2017 se vendieron algo más de 158 millones de libros en España, lo que supone un decrecimiento del 34% respecto a las ventas de 10 años atrás. Es por este motivo que el modelo de negocio de las librerías se ha visto forzado a reinventarse. Hace un tiempo surgió el fenómeno Re-read, la librería low cost, ofreciendo libros de 2ª mano a un precio máximo de 3 €. Este establecimiento también compra ejemplares por 20 céntimos de Euro. Hay que tener en cuenta que no se trata de una librería de viejo sino de usado, ya que los ejemplares están en perfectas condiciones. Estas tiendas ya se han extendido hasta 33 ciudades en formato franquicia.
 
Otra propuesta sorprendente es la que ofrece la librería madrileña Tuuu, que pretende acercarnos el acceso a la lectura, gestionando libros de segunda mano procedentes de donaciones. Los clientes pueden llevarse hasta un total de 7 libros y pagar la cantidad que consideren justa (pay as you want). Este tipo de modelo de pago ya se había utilizado anteriormente en el mundo de la música, cuando Radiohead sacó al mercado su disco In Rainbows, que se podía obtener mediante este tipo de pago. El grupo alcanzó un volumen de ventas de 3 millones de dólares en formato digital y, en paralelo, vendió casi 2 millones de álbumes en formato físico.
 
Una apuesta más reciente por cambiar el modelo de negocio librero es la de Bunkitsu en Tokio. Después de ver cómo habían ido cerrando las librerías de esta gran ciudad debido al auge de los formatos digitales, estos emprendedores apostaron por ofrecer un valor añadido a los lectores. Los usuarios pueden acceder al establecimiento pagando una entrada equivalente a unos 12 € que les permite disfrutar de su fondo, con más de 30.000 revistas y libros, la mayoría de coleccionista, mientras toman un café o té. Estas consumiciones también están incluidas en el precio de la entrada. Aquellos que necesiten un ambiente propicio a la concentración también disponen de unas salas de lectura silenciosas. Un servicio interesante que ofrece esta librería, incluido en el precio, es el de curación de libros. Si se les informa de la visita con un mínimo de tres días de antelación, hacen una propuesta de lectura personalizada en función de los gustos e intereses del cliente.
 
Este tipo de establecimiento puede recordar más a una especie de biblioteca premium que a una librería convencional, ya que los ejemplares no se adquieren. Esta modalidad de pago por uso va muy en línea de los intereses de los consumidores más jóvenes, las generaciones llamadas Millennial y Z, que priorizan vivir experiencias gratificantes por encima de la compra de bienes o servicios.
 
 
 

Fuente: Design Boom  

 
Parece ser que estos nuevos modelos de negocio están orientados a beneficiar al lector, reutilizando los libros, pero desgraciadamente dan poco valor a la figura del autor. Estos siguen viendo como su fuente de ingresos va disminuyendo y pocos son los que pueden permitirse vivir de esta profesión.
 
 
Cita recomendada: MONTAÑA BLASCO, Mireia. Las librerías se reinventan para acercarse a los lectores. COMeIN [en línea], abril 2019, no. 87. ISSN: 1696-3296. DOI: https://doi.org/10.7238/c.n87.1927
 
literatura;  biblioteconomía; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???
Artículos relacionados