Número 28 (diciembre de 2013)
iSchools: información e interdisciplinariedad
Josep Cobarsí-Morales

Las iSchools (Information Schools) constituyen una potente red internacional de facultades con una actividad académica relevante sobre información y temas relacionados. Los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC han sido admitidos recientemente en ella. En este sentido, ahora es un buen momento para apuntar los rasgos distintivos y tendencias de las iSchools.

La creación del movimiento de las iSchools es relativamente reciente (data de 2005). Actualmente esta red académica agrupa a 52 facultades universitarias de todo el mundo, 17 de las cuales son europeas. Podéis consultar la lista completa aquí.


La primera característica clave (la primera i) es la dedicación, en docencia e investigación, a la información como objeto central de estudio. Partiendo de la premisa de que hoy se requiere una afinada expertise en información al servicio del progreso científico, empresarial, educativo y cultural. Esta expertise tiene que incluir la comprensión de los usos y de los usuarios de la información, así como de las tecnologías de la información y sus aplicaciones. El principal objetivo práctico de este campo de estudio (denominado en inglés Information Science) es poner a disposición la información adecuada a las personas adecuadas, a tiempo y en la forma conveniente.


La segunda característica clave de la red académica de iSchools (la segunda i podríamos decir) es la interdisciplinariedad, considerada como aproximación óptima para trazar adecuadamente los vínculos entre información, personas y tecnología. Las relaciones entre estas son radicalmente diferentes en el complejo mundo del siglo XXI respecto a tiempos anteriores (incluida la mayor parte del siglo XX). Esta interdisciplinariedad combina tradiciones diferentes: por eso la red integra facultades con una base de conocimiento ya sea en biblioteconomía (como, por ejemplo, Humboldt-Universität Berlin), en gestión de información en organizaciones (por ejemplo, Berkeley) o en sistemas y tecnologías de la información (caso de Pennsylvania State University).


Partiendo de estas premisas, podemos observar algunas tendencias que, en términos generales y a grandes rasgos, se hacen patentes en los programas docentes y en los proyectos de búsqueda en estas facultades.


Primera. Actualmente, cualquier servicio de información tiene lugar en un entorno en línea, a través de dispositivos y de interfaces de comunicación muy diversos. Por lo tanto, se constata la importancia de la interacción persona-ordenador como materia de estudio.


Segunda. La dedicación ‒ya sea como profesionales o como académicos‒ a la información requiere pensar a la manera de los antropólogos, teniendo en cuenta múltiples puntos de vista, múltiples culturas y múltiples ecologías. Y es que no podemos dar nada por supuesto sobre el comportamiento humano en entornos de comunicación tan complejos y dinámicos como los que la digitalización de la información ha comportado.


Tercera. La importancia de procurar una experiencia de usuario no tan sólo eficaz y eficiente, sino además agradable y estética, para conseguir engancharle. Es decir, se trata de lograr lo que se denomina engagement del usuario en relación a los servicios y sistemas de información.


Y cuarta. La constatación de la importancia del lenguaje para la codificación del conocimiento explícito (por ejemplo, mediante vocabularios controlados y metadatos que faciliten su compartición y recuperación). Pero, al mismo tiempo, de las limitaciones del lenguaje en relación al conocimiento tácito (que requiere para su transmisión de una experiencia compartida o del uso de medios audiovisuales).


Teniendo en cuenta todo esto, la incorporación de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC a la red de iSchools es coherente con la combinación de sus dos grandes tradiciones temáticas: un ámbito de Información, con fuerte dedicación a gestión de información en organizaciones, y un ámbito de Comunicación. Cada uno de ellos se hace patente, en docencia, en la impartición de un grado (grado de Información y Documentación, grado de Comunicación). Y con respecto al segundo ciclo, además de unmáster universitario en Gestión de Información y Conocimiento, una serie de másteres y posgrados propios sobre temas como, por ejemplo, comunicación audiovisual, publicidad, periodismo, redes sociales, gestión documental, análisis de información y audiencias, etc. Esta actividad académica se manifiesta también en la impartición de docencia en dos doctorados (tercer ciclo) de la UOC: el doctorado de la Sociedad de la Información y el Conocimiento y el doctorado en e-Learning. En definitiva, una combinación de temas muy en sintonía con lo que representan las iSchools.

 

Para saber más:


Twitter Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC:@UOCinfocom


Twitter iSchools: @iSchools


Web iSchools: www.ischools.org


Wu, Dan; He, Daqing; Jiang, Jiepu; Dong, Wuyi; Vo, Kim Thien (2012). The state of iSchools: an analysis of academic research and graduate education. Journal of Information Science, v. 38, n. 1, pp. 15-36.
 

biblioteconomía;  comunicación y educación;  gestión de la información; 
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???