Número 80 (septiembre de 2018)
Motivos para amar la publicidad
Sílvia Sivera

Vaya por delante que también hay motivos para odiar la publicidad. Aquella que nos interrumpe sin aportar valor, la que estereotipa sin asumir consecuencias, la cansina, la irrelevante. La publicidad forma parte de nuestras vidas, pero pensamos que podemos vivir sin ella. ¿Por qué, entonces, se recurre a la publicidad ficticia en muchos videojuegos?...

¿Por qué los canales de YouTube de marcas aumentan a diario sus suscriptores? ¿Por qué los usuarios viralizamos contenidos publicitarios de manera espontánea? ¿Por qué…? 
 
Hay muchas razones para seguir amando la publicidad, pero aquí daré algunos de mis motivos recurriendo a eslóganes que me han marcado. ¿Por qué? Porque el eslogan es uno de los ejercicios de síntesis, emoción y acción más rentables que conozco -el concepto sería otro, previo e incluso de mayor enjundia- y, si es bueno, un eslogan se deja amar toda la vida.
 
Think different: la publicidad te enfrenta al reto diario de pensar cada día diferente y pensar mejor. Además, como decía el caballero de la publicidad inglesa, sir Frank Lowe: “lo bueno es enemigo de lo excelente”. Nos dedicamos a captar la atención de los consumidores y no lo podemos conseguir usando los recursos de siempre. La publicidad está en constante reinvención y eso la convierte en una profesión altamente estimulante.
 
Te da alas: la publicidad da a alas a las marcas, las hace existir. La publicidad da alas a los consumidores porque les permite estar informados y tomar decisiones. La publicidad da alas a la economía, al mercado laboral. Tres datos para confirmarlo: según el Instituto Nacional de Estadística, en 2016 aumentó, en relación al año anterior, un 8,3% el número de empresas dedicadas a la publicidad (37.920, en total); según la Encuesta de Población Activa, crece el empleo en publicidad un 15,9% en el mismo período; y según el Observatorio de Publicidad, el índice de personal ocupado es de un 99,3% y por tercer año consecutivo aporta una tasa anual positiva, volviendo a niveles previos a la crisis económica.
 
Impossible is nothing: el curso pasado entrevistamos a Carles Valdés (Vimema) para unos materiales del máster universitario Social Media: Gestión y Estrategia, tras recibir el León de Plata del festival Cannes Lions por el spot viral “Patria” para el Salón Erótico de Barcelona. Mientras escribo estas líneas, su nuevo spot “Sin educación sexual” es trending topic estatal y vuelve a generar buzz, a conseguir publicity, a ganar medios. Parecía imposible repetir un éxito como el del año pasado, pero no hay nada imposible, tampoco en publicidad.
 
Ahora que estamos preparando los materiales para el máster universitario Estrategia y Creatividad en Publicidad, hemos contado con la participación de Jorge Martínez, el creador de “Pastillas contra el dolor ajeno” para Médicos sin fronteras. Con esta campaña consiguió otro imposible: vender pastillas que no curan nada para poder curar a personas sin recursos.
 
Just do it: tres palabras que acaban de celebrar su treinta aniversario con una campaña polémica, pero valiente, comprometida y consecuente. La publicidad también puede incomodar para remover conciencias, hacer replantear posturas. Quizás en Nike hayan perdido clientes, pero están ganando adeptos. Lo analiza con acierto la profesora colaboradora de nuestros Estudios, Cristina Aced, en este post
 

 Tweet de inicio de campaña Nike

 
El algodón no engaña: la publicidad, tampoco. Recordemos que se trata de una de las actividades más reguladas y autorreguladas (con más de trescientas normas comunitarias, estatales, autonómicas, municipales, etc.). Y cuando se intenta esquivarlas, la mancha en la reputación de las marcas puede ser indeleble.
 
Connecting people: trabajar en publicidad es trabajar realmente en equipo, conocer a profesionales de ámbitos muy dispares, con puntos de vista y lenguajes distintos, de los que aprender cada día: fotógrafos, ilustradores, realizadores, estilistas, diseñadores, planners, anunciantes, investigadores de mercado, influencers, home economists, compositores musicales, actores de doblaje, técnicos de sonido, directores de arte, copywriters, social media strategists, maquetadores… y un largo etcétera de especialistas trabajando para un mismo objetivo común: las marcas.
 
What else?: el profesor de la Michigan State University, Jef Richards, afirma que la creatividad sin estrategia se llama arte y la creatividad con estrategia se llama publicidad. En el máster universitario Estrategia y Creatividad en Publicidad que estrenamos en octubre de 2018 abordamos todas las materias partiendo de esta base estratégica-creativa para construir comunicaciones de marcas sólidas en todos los medios. 
 
Si te estás planteando darle un giro o complementar tu trayectoria profesional, quizás estudiar este máster redecora tu vida. De momento, el autor de este eslogan, Toni Segarra nos redecorará a todos la tarde del 9 de octubre en una prometedora charla con Jorge Martínez. Reserva ya tu sitio. I'm lovin'it.
 
publicidad;  creatividad; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???
Artículos relacionados