Número 27 (noviembre de 2013)
Paz Orero: ''RTVV había dado la espalda a sectores de la sociedad que ahora han protestado para que no se cierre''
Silvia Martínez Martínez

El pasado 4 de noviembre el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) declaraba nulo el ERE que afectó a casi un millar de trabajadores de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) y decretaba su readmisión. Pocas horas después, el Consell de la Generalitat Valenciana anunciaba el cierre de RTVV. La profesora Silvia Martínez entrevista a Paz Orero, colaboradora docente de la UOC afectada por el ERE y el cierre del ente público valenciano.

Desde 1998, Paz Orero ha trabajado para el Centro de Documentación de RTVV, dando servicio a todos los canales y plataformas del ente. Se ha encargado de buscar, seleccionar y analizar imágenes para la producción audiovisual y, desde la digitalización de la cadena en 2006, ha actuado como gestora de contenidos. Este 2013 ha sido uno de los 29 trabajadores del servicio de documentación (aproximadamente el 80% de la plantilla adscrita al mismo) afectados por el ERE iniciado en agosto de 2012. Tal como  explica, su despido llegó tras un año de incertidumbre y angustia, y además le ha obligado a interrumpir su colaboración con la UOC. En esta entrevista exclusiva para COMeIN, Paz Orero nos explica cómo ha vivido los últimos acontecimientos y valora el impacto que el cierre de RTVV puede tener en la sociedad y en el sector audiovisual valencianos.


Silvia Martínez: ¿Cómo reaccionaste ante la decisión del TSJCV de anular el ERE y el posterior anuncio desde la Generalitat Valenciana de cerrar RTVV?


Paz Orero: La decisión la viví con mucha alegría. El Tribunal Superior de Justicia declaraba nulo el ERE y obligaba a reincorporar a los trabajadores afectados a sus lugares de trabajo correspondientes. El ERE fue anulado por muchas razones, entre otras, por vulnerar derechos fundamentales y por la ausencia de voluntad negociadora por parte de la empresa. Muchos trabajadores nos concentramos a las puertas del Centro de Producción de Programas en Burjassot para celebrar la resolución judicial. No obstante,  a las pocas horas, la Generalidad Valenciana anunció por medio de un comunicado el cierre de RTVV y la supresión del servicio público de radio y televisión.  La felicidad vivida por la mañana se transformó por la tarde en incredulidad y desolación.


S.M.: ¿En qué situación habéis quedado entonces los trabajadores afectados?


P.O.: El viernes 22 de noviembre la empresa nos confirmó por correo electrónico que la sentencia del TSJCV era firme y nos readmitían. Ahora mismo, volvemos a ser trabajadores de RTVV, pero no debemos ir a trabajar. Nos han dado vacaciones y han anunciado que, cuando estas acaben, estaremos de permiso retribuido hasta, según la comunicación,  “la plena incorporación a la actividad laboral”. Ahora bien, el miércoles 27 de noviembre el pleno de las Cortes Valencianas vota la proposición de ley para liquidar y extinguir RTVV.


S.M.: Los efectos de esta decisión no sólo afectan de manera directa a los trabajadores sino que sus consecuencias se extienden a otros sectores y a la sociedad valenciana en general. ¿Qué repercusiones crees que tendrá la desaparición de RTVV?


P.O.: La sociedad valenciana ya no tendrá unos medios públicos que les cuenten su realidad en valenciano ni tampoco que se preocupen por sus problemas ni difundan su idiosincrasia. El cierre es dramático para productoras y profesionales. Y también lo es para los estudiantes de comunicación. Tememos que, si se hace efectivo el cierre, será irreversible pues no se reproducirán nunca las circunstancias sociales y políticas que había en los años 80, cuando nació RTVV y las televisiones autonómicas eran percibidas como una necesidad y un producto natural del desarrollo democrático.


S.M.: La reacción, no obstante, no se ha hecho esperar y trabajadores, representantes de diferentes asociaciones y ciudadanos en general han expresado su desacuerdo con la decisión del Consell. El hashtag #RTVVnoestanca se ha convertido en el lema de esta campaña en contra de su desaparición. ¿Cómo valoras esta reacción?


P.O:
El apoyo social me ha sorprendido un poco. RTVV había dado la espalda, durante muchos años, a unos sectores de la sociedad que ahora han protestado para que no se cierre y han instado a que haya un cambio. Las redes sociales han jugado un papel importante como medio alternativo para difundir el mensaje de aquellos que no quieren el cierre.


S.M.: Uno de los argumentos que esgrime la sociedad en contra del cierre de RTVV, y que coincide con uno de los efectos que tú misma señalas, es la pérdida de un medio público que muestre una realidad cercana y difunda la identidad cultural valenciana. En este sentido, no podemos olvidar la importancia del fondo documental que se ha ido creando desde que comenzaran las emisiones en octubre de 1998 ¿Qué pasará ahora con este patrimonio?


P.O.: La Generalitat no ha hablado aún sobre el futuro del fondo documental generado en la empresa, patrimonio audiovisual de los valencianos. El Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de la Comunidad Valenciana y otros organismos están trabajando en una propuesta para pedir la protección legal y su reconocimiento  como Bien de Interés Cultural (BIC). En cualquier caso, el archivo sólo sobrevivirá si se garantiza la adaptación tecnológica y la migración a los nuevos formatos. Pienso que los fondos documentales son poco visibles para la sociedad a pesar de que las videotecas de las televisiones son la memoria visual de la vida de un país.


S.M.: En vista de que la decisión de cerrar RTVV parece irreversible, ¿Cómo ves el futuro del sector en el entorno valenciano?


 P.O. El futuro de sector audiovisual en Valencia es poco esperanzador. Muchas productoras cerrarán, los profesionales deberán emigrar y aquellas empresas que sobrevivan solo podrán trabajar para la exportación. 
 
 

documentación;  periodismo;  televisión; 
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???