Número 37 (octubre de 2014)
La internacionalización del audiovisual europeo: una asignatura pendiente
Judith Clares Gavilán

En octubre de 2011 publicamos en COMeIN el primero de toda una serie de artículos y entrevistas sobre distribución audiovisual, vídeo bajo demanda y políticas audiovisuales. En este primer artículo nos preguntábamos si el Video on Demand (VoD) podía llegar a considerarse la esperanza del audiovisual europeo y dar respuesta a los deseos de contar con una industria audiovisual sólida, capaz de competir en situación de igualdad con la industria americana.

 

La publicación del primer artículo coincidía con la puesta en marcha del posgrado sobre Distribución audiovisual: VoD y nuevos modelos de negocio que la UOC impulsaba junto con filmin, portal pionero en la distribución de cine a través de plataformas de consumo bajo demanda y único portal español respaldado por el Programa MEDIA en sus convocatorias de ayuda al VoD de 2007 a 2013.

 

Han pasado cuatro años en los que hemos visto evolucionar y crecer el sector del VoD en España y alrededor del mundo. Durante estos cuatro años las ayudas MEDIA recibidas por parte de portales de VoD orientados a cine europeo de calidad como filmin, en el caso español, o UniversCiné en el francés, han favorecido el desarrollo y crecimiento de dichos portales y su asentamiento en sus respectivos territorios. Europa, sin embargo, sigue teniendo el reto de consolidarlos más allá y conseguir con ello aumentar la difusión y consumo de cine europeo a nivel internacional.

 

Según la base de datos MAVISE, encontramos más de 3.000 servicios audiovisuales bajo demanda en Europa, que incluyen proyectos de VoD de archivos, Branded Channel, Catch-up TV service, Film trailers, Sport events, Video news page, Video page of a portal, VOD adult, VOD children/ animation, VOD documentary, VOD film, VOD film and TV fiction, VOD general interest programmes, VOD generalist (film, TV programme, documentary etc.), VOD Lifestyle and Health, VOD music, VOD short movies, VOD TV fiction...

 

Sin embargo, los proyectos que dominan el mercado en el ámbito del VoD siguen siendo proyectos americanos. Según declaraciones de André Lange, responsable del departamento de información sobre mercados y financiación del Observatorio Audiovisual Europeo, durante el taller 'Film and internet – Best friends with benefits?' celebrado en Cannes en 2013: “El 48 % de los servicios de VoD están bajo control estadounidense, lo que dificulta mucho la presencia de cine europeo”.

 

Lo cierto es que la internacionalización, con la consecuente globalización de los mercados, se ha visto más acentuada -si cabe- en el entorno digital, derivando en una concentración más manifiesta en la red de determinados negocios en manos de unos pocos grupos. El factor diferencial vendría del hecho de encontrar entre los principales actores del VoD, no a empresas provenientes del sector de los contenidos, sino a gigantes internacionales que vienen del sector tecnológico o que han nacido como proyectos de Internet. De hecho, iniciativas como iTunes o Google Play son consideradas por los propios agentes del sector como estructurantes del mercado.

 

Y es que el principal reto de Europa sigue siendo su diversidad cultural. Es necesario pensar en estrategias de distribución específicas para cada territorio. Todo ello en un mercado, el de Internet, que a pesar de no contar con barreras físicas debe respetar las barreras impuestas por la territorialización de los derechos de autor.

 

Conscientes de este reto, en la última convocatoria EACEA de 2013 a proyectos de VoD, el Programa MEDIA respaldó la iniciativa EUROVOD, nacida en 2010 con el objetivo de agrupar bajo un mismo sello a distintas plataformas independientes de VoD, especializadas en cine europeo y de autor, con el claro propósito de ayudar a la internacionalización de sus respectivos catálogos. Actualmente cuenta entre sus impulsores con iniciativas de 12 países distintos que aportan en conjunto un catálogo de más de 10.000 títulos y cubren una audiencia potencial de 385 millones de consumidores.

 

En este escenario, la Unión Europea ha inaugurado una nueva edición del Programa MEDIA, reconvertido ahora en el Programa EUROPA CREATIVA 2014-2020. De todos es sabido que la adopción de nuevos conceptos nunca es gratuita. En Europa ha venido observándose estos últimos años una tendencia a la substitución del concepto industrias culturales por el de industrias creativas, concepto que viene impregnado de una mayor carga económica y que, sin duda, reforzará el interés de Europa por impulsar políticas regulatorias y de fomento más marcadas -si cabe- por el valor económico asociado a dichas industrias.

 

Desconocemos cuál será la apuesta real del nuevo Programa EUROPA CREATIVA por el sector del VoD en este escenario, pero consideramos necesario señalar que, gracias a las ayudas obtenidas durante estos años, iniciativas como filmin o Universciné han sido posibles y han favorecido el asentamiento de proyectos europeos de calidad, capaces de competir o convivir en un mercado que cuenta con gigantes de la talla de iTunes, Google Play o Netflix. Gigantes que, sin duda, dominan el mercado pero que a su vez reconocen la labor de las iniciativas europeas capaces de tratar y comercializar aquel cine que no interesa a las grandes compañías internacionales porque no les reporta suficientes beneficios económicos y que, sin embargo, cuenta con un público fiel interesado en un cine diverso.

 

Llegados a este punto deberíamos preguntarnos de nuevo si el VoD puede llegar a ser considerado la esperanza del audiovisual europeo y dar respuesta a los deseos de contar con una industria audiovisual sólida, capaz de competir en mayor situación de igualdad con la industria americana. Probablemente no andábamos equivocados y la respuesta siga siendo sí: la distribución bajo demanda puede ayudarnos a llegar a nuevos públicos y a nuevos mercados. Sin embargo, no debemos olvidar que Europa sigue siendo una realidad fragmentada que necesita más tiempo para lograr convertir sus iniciativas nacionales en proyectos internacionales capaces de alcanzar un territorio mayor, también en la ventana Internet.

 

 

Para saber más:

 

 

Sobre el Posgrado en Distribución Audiovisual: VoD y Nuevos Modelos de Negocio UOC-filmin, podéis contactar con Judith Clares (jclares@uoc.edu).

 

También podéis visitar el blog del posgrado.

 

Las reflexiones aquí expuestas son, en parte, resultado de la investigación desarrollada por la profesora Judith Clares en el marco de su tesis doctoral: Estructura y políticas públicas ante los nuevos retos de la distribución y consumo digital de contenido audiovisual. Los proyectos de Vídeo bajo Demanda de cine filmin y Universciné como estudio de caso (Fecha de defensa: 08-07-2014).

 

cinema;  políticas comunicativas; 
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???