Número 46 (julio-agosto de 2015)
Entrevista a Rosalía Murciano, consultora en social media y gestión del conocimiento
Josep Cobarsí-Morales

Rosalía Murciano es graduada en Información y Documentación por la UOC (2014). Su trayectoria profesional está vinculada a la aplicación práctica de la gestión del conocimiento y el social media en empresas y organizaciones, mediante la consultoría y el coaching. Tiene previsto incorporarse al equipo docente del grado de Información y Documentación en septiembre de 2015, en la asignatura Comportamiento informacional I.

Rosalía MurcianoJosep Cobarsí (J.C.): Nos puedes explicar un poco tu trabajo actual, ¿en qué proyectos estás implicada? ¿Cómo denominas tu propio rol y perfil profesional? 

 

Rosalía Murciano (R.M.): Antes que nada, gracias por vuestro tiempo y vuestra atención. En estos momentos estoy colaborando como directora y mentora de negocio en una start-up dedicada a la consultoría de diseño de negocio, dirección de proyectos y mejora de procesos, especializada en iniciativas de creación de valor compartido (CVC) y negocios inclusivos (Business Inclusive, BI). La peculiaridad de esta consultora y sus proyectos es que están orientados desde la mentoría de los equipos y la empresa (mentoría = coaching + consultoría).

 

La finalidad es crear un aprendizaje para los equipos de la empresa con cada proyecto que llevamos a cabo. Identificar el conocimiento que estos generan y hacer que quede dentro de la propia organización para continuar desarrollándose y competir mejor. También queremos ayudar a las empresas a aportar un impacto social con estos proyectos y su presencia en el mercado. De aquí los proyectos de creación de valor compartido.

 

Mi rol es una mezcla de consultor de gestión del conocimiento y procesos, coach (entrenadora) y directora de proyectos, es decir, mentora de negocio.

 

Uno de los proyectos más interesantes que hemos llevado a cabo este año ha sido ayudar al departamento Alumni de una universidad internacional en el diseño y la implantación de la iniciativa de consultores solidarios con sus titulados. También estoy participando en un proyecto voluntario de mentoría y coaching (entrenamiento) profesional en una escuela de negocios.

 

J.C.: ¿Qué te motivó a matricularte en el grado de Información y Documentación de la UOC? ¿Qué utilidad y proyección profesional le ves en tu caso?

 

R.M.: Empecé en el mundo del diseño de interacción de usuario en páginas web (UX, User Experience), donde la arquitectura de la información y la gestión del conocimiento son imprescindibles. Eran tiempos en que estas disciplinas todavía no estaban regladas ni asociadas a ninguna titulación. Más adelante empecé con la dirección de proyectos tecnológicos, que tiene mucho que ver con el comportamiento informacional de los proyectos y de los equipos. Mientras tanto, continuaba buscando una formación más formalizada relacionada con estos conocimientos. Entonces, encontré el grado de Información y Documentación en la UOC.

 

Revisando sus asignaturas se me encendió una lucecita y vi cómo me podía ayudar a ser mejor responsable de proyecto (manager) dentro de todo lo que son los procesos de funcionamiento de un proyecto y del intercambio de información y conocimiento dentro de una empresa.

 

Durante mis proyectos multidisciplinarios observé que la forma de gestionar las "habilidades" informacionales de un proyecto o el talento de un equipo (información explícita e implícita de los profesionales) dentro de una organización, determina su eficiencia y la fuerza con la que se puede competir mejor en los mercados. Cuántas más asignaturas relacionadas con el análisis de la Información y gestión de sistemas de información hacía, más aplicaba conceptos a mis proyectos y mejor iban. Como podéis ver, le saqué provecho desde el primer momento, todavía ni me había graduado. Era una responsable de proyectos un poco "diferente" gracias a esto, pero los proyectos llegaban a objetivos y los equipos aprendían bastante y estaban contentos.

 

Esto me sirvió para poder participar como directiva y consultora en proyectos de creación de nuevos departamentos y servicios, siempre con pocos recursos, pero con grandes resultados. Y, sobre todo, pude colaborar con excelentes profesionales, de los que aprendí muchísimo.

 

J.C.: Nos dices en una entrada de tu blog que "la información lo es todo. Quién tiene la información tiene el poder y la ventaja competitiva". Esta afirmación tan contundente, ¿nos la puedes ejemplificar con tu experiencia? De entrada, esta afirmación entra en conflicto con algunas visiones según las cuales la información es algo que está por todas partes, que es gratuita o que es de poco valor. ¿Qué dirías de todo ello?

 

R.M.: Saber hacer las cosas y saberlas hacer de la manera más corta y rápida es imprescindible para liderar un mercado. Tener la información lo antes posible y saberla usar adecuadamente, es producir antes o dar una solución al mercado en el momento adecuado. Es posicionarse como referente en un mercado.

 

Personalmente he podido liderar proyectos con muy pocos recursos que tenían grandes exigencias. Uno de los proyectos más bonitos que viví, fue crear una oficina de gestión de proyectos para un departamento de la Generalitat.

 

Su objetivo era gestionar toda la información y el funcionamiento que generaban todos los proyectos tecnológicos que se creaban para dar servicio en el área de negocio del departamento. Al final se normalizó el flujo de información de los equipos internos y de los proveedores (seguimientos de proyectos) para poder funcionar de forma más eficiente y como una sola entidad, aunque físicamente todo el mundo estaba en un lugar diferente. Esto ahorró mucho dinero a los ciudadanos.

 

Es cierto que la gran mayoría de la información está disponible para nosotros, pero si no la organizamos y relacionamos con un criterio acertado, no deja de ser nada más que ruido sin valor añadido. El criterio, que sólo puede aportar una persona con capacidad de investigación, de filtrado y de ofrecer aquello que realmente es estratégico, es lo que convierte una información que corre por la red en una idea de negocio rentable. Este criterio y este valor añadido es el que puede aportar un graduado en Información y Documentación.

 

Una persona que separa "el grano de la paja" informacional convierte una tendencia en una oportunidad de negocio, en innovación y en diferenciación de la competencia. En una frase, crea riqueza y desarrollo una vez que su idea se ha implementado y comercializado.

 

J.C.: ¿Cómo te imaginas el futuro, supongamos el 2020? ¿Te sugiere algún comentario este corto futurista situado el 2020: Lost Memories?

 

R.M.: Me ha gustado mucho este corto, trata dos temas muy importantes y actuales. La conservación del conocimiento y el salto entre la vida real y la digital.

 

Espero que el 2020 hayamos encontrado una manera de no depender tanto de la tecnología para conservar nuestro conocimiento. Hay un fuerte movimiento en la red que está intentando sensibilizar a las autoridades sobre este hecho. La conservación y la transmisión del conocimiento són imprescindibles para el bienestar y la prosperidad. El futuro pasa por tener una forma sólida y de fácil acceso a la información, independientemente del soporte. Es imprescindible pasar este conocimiento al mayor número posible de personas, que al fin y al cabo son el mejor USB que existe.

 

Asimismo, el conocimiento existe para las personas y para hacer su vida más plena, no para alejarlas de su día a día. Saber gestionar todos los maravillosos recursos que ofrecen Internet y la nueva tecnología es un acto de responsabilidad y madurez personal.

 

J.C.: Interviniste como ponente en la Jornada Anual Alumni de la UOC en el 20 aniversario de nuestra universidad. ¿Qué encuentras a faltar de la red Alumni de nuestra titulación? ¿Qué crees que podrías aportar?

 

R.M.: Necesitamos básicamente más dinamización dentro de la red y más implicación en la misma por parte de los alumni. Y, sobre todo, más visibilidad.

 

Tenemos una comunidad plural y multidisciplinaria muy potente, llena de talento y de potencialidad. Creo que los antiguos alumnos de la UOC podemos aportar muchas cosas a esta sociedad y demostrar que el conocimiento no entiende de fronteras ni de ideologías, sólo entiende del bien común.

 

Desde mi pequeña posición me gustaría ofrecer mis conocimientos y mi experiencia a aquellos que piensen que los puedo aportar. También me gustaría implicarme en que la UOC haga aún más visible la increíble tarea que está llevando a cabo.

 

J.C.: Eres una recién graduada de Información y Documentación (2014). A partir de tu experiencia, ¿puedes apuntar algún consejo a los estudiantes que ponen en marcha ahora estudios en el grado de Información y Documentación de la UOC o en algún otro grado de nuestra universidad?

 

R.M.: Preguntad, preguntad mucho, aunque os parezca que no viene a cuento, porque esto es el origen de la innovación.

 

Compartid lo que sabéis. Seguro que alguien le encuentra una utilidad y le da un uso inesperado y potente.

 

Buscad aplicaciones de lo que os enseñan en la vida cotidiana, os sorprenderéis de cómo es de aprovechable vuestro conocimiento y cómo mejora la vida de la gente que os rodea.

 

Y, sobretodo, disfrutad mucho. Tenéis una gran oportunidad de acceder a un mundo maravilloso que es la primera vez que se da en la historia de la humanidad y los graduados de Información y Documentación tenemos unas vistas privilegiadas. Yo no me lo perdería por nada del mundo.

 

Para saber más:

 

Vídeo del grado de Información y Documentación de la UOC

 

Grado de Información y Documentación de la UOC 

 

Máster universitario de Gestión estratégica de la información y el conocimiento en las organizaciones

 

gestión de la información;  gestión del conocimiento;  medios sociales;  Alumni; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???