Número 71 (noviembre de 2017)
Co-Created: conocimiento colaborativo en estado puro
Sandra Sanz Martos

Hace tiempo que flota en el ambiente una sensación de que algo se mueve con respecto a lo colaborativo, en especial entorno al aprendizaje y el intercambio de conocimiento. Después de un período en el que la crisis había paralizado todos los proyectos de innovación y de impulso de iniciativas basadas en el conocimiento colaborativo, parece que se están recuperando con más fuerza si cabe. Algunos indicios son: grandes empresas farmacéuticas que vuelven a invertir en comunidades de aprendizaje como vehículo de formación para sus trabajadores; proyectos de emprendimiento basados en el intercambio de ideas y experiencias; e incluso, varias tesis doctorales que profundizan en estos temas. Pero el mes pasado, en Sevilla, esa sensación se convirtió en certeza y de qué manera.  

El pasado 26 de septiembre, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) organizó un seminario sobre cocreación. Dicho seminario pretendía difundir los avances del proyecto Co-Created, promoviendo la involucración de los profesionales públicos en la mejora de la gestión y la innovación de los servicios y fomentando la corresponsabilidad ciudadana, mediante su participación en el diseño, la prestación y la evaluación de los servicios. 
 
Abrió el acto la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela Tudela, explicando el objetivo del proyecto Co-Created, que es «mejorar las capacidades de los/as empleados/as públicos/as locales en relación con la cocreación de los servicios (y la participación de los actores locales en su diseño y ejecución) a través del uso de soluciones TIC. La cocreación implica involucrar a los profesionales públicos y a la ciudadanía en el diseño, la gestión y la evaluación de las políticas y de los servicios públicos, partiendo de la convicción de que el sector público necesita disponer de manera efectiva de una capacidad innovadora que tenga la más amplia base posible para poder hacer frente a los retos actuales de la sociedad compleja y cambiante a la que tiene el compromiso de aportar valor y prestar servicio. Se trata de impulsar la innovación abierta, creando con las personas y para las personas.» 
 
A continuación, el director general del Instituto Andaluz de Administración Pública, José Mª Sánchez Bursón, habló de gobierno abierto e innovación en una excelente ponencia llena de ideas y apuntes que te llevaban a la reflexión. Para Sánchez Bursón ya no se puede entender la Administración pública sin la colaboración de la ciudadanía. Es más, la ciudadanía ya no va a entender que no se cuente con ella y quiere aprender de sus vecinos y beneficiarse de las experiencias previas. Porque ya en todos los entornos se valora más aprender de los pares —en este caso de los conciudadanos— que de cualquier manual, guía o procedimiento documentado. 
 
Sobre esa idea profundizó al final de la mañana Raúl Oliván Cortés, responsable de la agencia de innovación Zaragoza Activa del Ayuntamiento de Zaragoza, explicando La Colaboradora, que es un proyecto de innovación basado en la filosofía hacker: un espacio de inteligencia colectiva inspirador de cotrabajo con los servicios indispensables, una agenda intensa de coaprendizaje y coformación sin coste monetario porque los miembros colaboran con el proyecto invirtiendo su tiempo (ocho horas al mes) en el aprendizaje de los demás.
 
En la mesa redonda anterior se había hablado de casos de éxito de aprendizaje colaborativo y comunidades de práctica en la Administración pública, destacando los conocidísimos ejemplos del programa Compartim del Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya y el de la Escuela de Formación e Innovación de la Administración Pública de Murcia, con Jesús Martínez Marín y Francisco Saavedra al frente, respectivamente. Auténticos referentes en el ámbito y que poseen como interesante valor añadido que parte de su éxito proviene del hecho de que se hayan ido beneficiando de la experiencia del otro. 
 
Pero más llamativo resultó aún descubrir, durante la redacción de este artículo, que Jesús Martínez Marín y Francisco Saavedra junto con Jose María Sánchez Bursón pertenecen al Club de Innovadores Públicos, lo que casi lleva a pensar en una especie de sistema de «metacolaboración», con permiso de los lectores por el «palabro» inventado. Directores y responsables de formación de los empleados públicos que impulsan iniciativas de aprendizaje colaborativo entre los trabajadores y que a la vez comparten sus experiencias a través de este blog de innovadores. O dicho de otra manera, directores de escuelas de formación de la Administración pública que comparten y aprenden cómo lograr que los empleados aprendan y compartan. 
 
Sin duda, el seminario Co-Created fue un espacio de conocimiento muy fructífero y positivo en todos los sentidos. Intercambio de ideas e iniciativas de diversa naturaleza impulsadas en un programa desarrollado por entusiastas, que a la vez aprenden de sus homólogos, otros entusiastas como ellos, que impulsan iniciativas similares en otras partes del territorio. Conocimiento colaborativo en estado puro.
 
gestión del conocimiento;  creatividad;  eventos; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???