Número 72 (diciembre de 2017)
Reutilización de la información: retos y oportunidades
Montserrat Garcia Alsina

La información pública y los datos abiertos son recursos para empresas, ciudadanía y administración pública. La reutilización de información y los datos abiertos son fuente de beneficios y abren oportunidades de desarrollo económico y optimización de recursos. Sin embargo, el acceso y la obtención de datos, su explotación para elaborar más datos y crear productos, su análisis y generación de productos y servicios de valor añadido presentan retos que deben ser resueltos para impulsar el potencial de la reutilización de información pública (sector infomediario).

El potencial de la reutilización lo vemos en tres ámbitos. En primer lugar, información y datos son objeto de negocio para la industria de la reutilización de la información, creando productos y servicios, y generando empleo. Por tanto, impulsan la economía del conocimiento. En segundo lugar, el autoconsumo de datos reutilizables para la toma de decisiones por parte de la administración pública también conlleva ahorro de sus costes, y por tanto, optimización de los presupuestos. Por último, el acceso a la información y datos públicos facilita el gobierno abierto y la transparencia como vía para combatir la corrupción, que frena el desarrollo económico de los países.
 
La reutilización de la información pública, junto con gobierno abierto y transparencia, cuenta con legislación que relaciona estos conceptos e impulsa su implantación. En España la misma Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno fomenta los formatos reutilizables para publicar la información pública. Por tanto, en la medida que la publicación de información en formatos reutilizables facilita la transparencia y la gestión de la información para su análisis, constatamos que la reutilización de la información es parte de la política de transparencia.
 
En nuestro país contamos con una ley específica que regula la reutilización de la información basada en la directiva europea. En ella, se indican los instrumentos que facilitan tal reutilización de la información, como por ejemplo: sistemas de gestión documental para recuperar la información de forma rápida y sencilla, catálogos de información pública reutilizable, motores de búsqueda en distintos idiomas, estándares y normas formales abiertas e interoperabilidad entre sistemas.
 
Ya han pasado unos años desde la publicación en nuestro país de la Ley 37/2007 sobre reutilización de la información del sector público (modificada por la Ley 18/2015). Visto en perspectiva, el sector económico que explota la reutilización de la información de manera progresiva se está implementado en España. Según el informe del sector infomediario publicado por ASEDIE, y el estudio efectuado por ONTSI, todas las comunidades autónomas cuentan con empresas infomediarias, y se constata un incremento progresivo anual de ventas, entorno a los 1.500 millones de euros y los 1.759 millones en 2015, y también de ocupación en el sector, entre 5.000 y 5.200 empleos en 2015, según datos del estudio de ONTSI. El informe publicado por ASEDIE confirma el crecimiento para 2016.
 
La administración pública, como suministradora de datos, por su lado, está desarrollando portales abiertos que actúan como canal de acceso a los datos. En el ámbito de la Unión Europea, España está en el grupo de líderes en portales de datos abiertos en cuanto a mayor madurez en portales y en políticas de datos abiertos, de acuerdo a un estudio promovido por el Portal europeo de datos. A pesar de este positivo panorama, de acuerdo al estudio de ONTSI de 2016 para España y al estudio del Portal europeo de datos, se detectan una serie de barreras de diversa índole (políticas, legales, técnicas, formativas y organizativas) que deben ser superadas para facilitar el crecimiento del sector. Para ello, se propugna el uso de formatos legibles por máquina para facilitar la descarga de datos, la homogeneización de la información en las comunidades autónomas y entes locales, el desarrollo de vocabularios para datos abiertos, el uso de formatos abiertos, el desarrollo de un marco europeo de interoperabilidad, el control de parámetros de la calidad (como la actualización de datos y la existencia de coordenadas geográficas y temporales), la adaptación del mercado único de la UE a la era digital para superar las limitaciones de las legislaciones nacionales, la existencia de software y servicios TIC especializados, entre otros.
 
En definitiva, las administraciones públicas y empresas infomediarias en España han tomado nota de las oportunidades del sector, y con el camino recorrido han sentado las bases para que este sector sea pujante en nuestro país. Estos actores junto con otros como los desarrolladores de software y servicios TIC y la academia deben seguir trabajando para solventar los retos detectados y facilitar que el potencial de riqueza siga incrementándose y se traduzca en incremento del volumen de negocio y de empleos.
 
gestión de la información;  documentación; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???