Número 85 (febrero de 2019)
David Mitjans: ''Todavía la versión doblada está ganando y por goleada''
Judith Clares Gavilán

En el marco del proyecto de investigación «EU-OS Patrimonio cultural inmaterial. Para un programa europeo de subtitulado en lenguas no hegemónicas» (CSO2016-76014-R), del grupo Estudos Audiovisuais de la Universitat de Santiago de Compostela, la profesora Judith Clares-Gavilán entrevista a David Mitjans, distribuidor y responsable de adquisiciones en A Contracorriente Films.

Judith Clares (JC): ¿Qué política de subtitulado seguís en A Contracorriente Films?
 
David Mitjans (DM): En A Contracorriente Films subtitulamos siempre todas las películas. Estrenamos en su versión doblada al castellano y subtitulada al castellano. Además, determinadas películas intentamos también subtitularlas a otras lenguas como el catalán, el euskera y el gallego. En estos últimos casos la subtitulación dependerá del tipo de película y de la existencia o no de subvención destinada a este fin. 
 
JC: ¿Qué volumen de títulos dobláis y/o subtituláis al catalán anualmente?
 
DM: En 2017 doblamos al catalán, para su estreno en salas, 2 o 3 películas y subtitulamos otras 5 o 6 más. En total entre doblaje y subtitulado al catalán estrenamos en salas unas 7 películas de un total de unas 25 películas que estrenamos en theatrical. En estos casos intentamos siempre que sean películas que puedan tener mayor distribución, que pueden llegar a más salas y que tenga sentido doblar o subtitular al catalán. Al fin y al cabo, tenemos que convencer a los cines para que programen estas sesiones en catalán.
Si pensamos en las otras ventanas (DVD, VOD y TV) cada año estamos presentando 7, 8 o 9 películas dobladas y/o subtituladas al catalán, complementando aquella oferta que no se ha cubierto en cine
 
JC: ¿Qué tipo de películas funcionan mejor dobladas y/o subtituladas al catalán?
 
DM: Las películas de animación tiene mucho sentido doblarlas al catalán. Pensemos en Doraemon, son referentes televisivos emitidos en programas como el Club Super3 y que cuentan ya con un público fiel acostumbrado a ver determinados dibujos en catalán. Para infantil todos los cines saben que tendrán ese público acostumbrado al catalán desde pequeños.
Las películas de Woody Allen también tienen un público fiel que escoge verlas en catalán. Y podemos encontrar también determinadas películas basadas en grandes novelas cuyo libro funcionó muy bien en catalán y que por tanto cuentan también con su público. En estos casos el programador de cine también piensa que, si funciona bien el libro en catalán, puede funcionar también bien la película en catalán. 
 
JC: ¿Y en el caso concreto de películas en versión original subtituladas al catalán?
 
DM: En este caso intentamos que sean películas cuya lengua en versión original sea el inglés porque entendemos que parte del público que va a ver estas películas ya entiende el inglés. En estos casos que el idioma del subtitulado sea en catalán o en castellano influirá menos. Entendemos que pueden seguir la película en inglés y que el subtitulado pasa a ser un complemento. 
En cambio, imagínate que una película es en turco, o en chino, y el espectador no domina mucho el catalán y no domina nada el chino o el turco... En estos casos es más difícil que el espectador domine la lengua original y por tanto le puede resultar más necesario apoyarse en los subtítulos. En estos casos procuramos que el subtítulo sea en castellano. 
 
JC: ¿Qué coste económico puede tener subtitular una película al catalán?
 
DM: Subtitular una película para cine puede costar alrededor de unos 1.000 € o 1.200 €. Añadir el DCP (Digital Cinema Package) con subtítulos en catalán puede costar otros 500 € u 800€ más, a sumar a los 1.000 o 1.200 € iniciales. 
Se hace un DCP en la versión doblada, después lo haces en VOSE en castellano y si añades la versión catalana es otro coste y si haces la doblada al catalán es un coste y si haces después la subtitulada al catalán es otro coste. 
Son como complementos que tienes que ir sumando. No solo es hacer el doblaje al catalán o los subtítulos, sino que hay que adaptarlos al DCP, a la ventana que toque (sala, DVD, VOD, TV.…). 
Hacer un blu-ray o un DVD e incorporar la versión catalana o los subtítulos en catalán es relativamente barato. Donde hay un sobrecoste importante es en cine donde el DCP en VOSECAT si que tiene un sobrecoste de entre 1000-1500€.  
 
JC: ¿De este coste económico, qué parte cubren las ayudas públicas, las subvenciones destinadas al doblaje o subtitulado de una película al catalán? 
 
DM: Cubren la totalidad en el caso del estreno en cine. El Departament de Política Lingüística en este caso cubre: hacer los subtítulos, hacer el DCP con estos subtítulos, hacer los clones de dichos DCP para su envío a los cines. Cubren también el coste del virtual print fee (VPF), la tarifa que en determinados cines paga el distribuidor para poder proyectar en digital (hablamos de otros 600€ u 800€). El VPF lo paga el distribuidor y cuando estrenas en catalán, ese coste de estrenar en esa sala, ese VPF también lo paga el Departament de Política Lingüística. Toda la promoción que hagas en posters o creación de tráiler en catalán, esto también lo paga la ayuda. 
 
JC: ¿Existe algún sistema de control de calidad de los subtítulos al catalán que han recibido algún tipo de subvención? 
 
DM: Sí, el distribuidor encarga los subtítulos a una empresa externa, pero estos deben pasar por la supervisión y validación de un traductor oficial. El Departament de Política Lingüística cuenta con un filólogo oficial que se encarga de revisar estos subtítulos
El distribuidor contrata al estudio de doblaje y subtitulado para que hagan el subtítulo o doblaje, pero después ese estudio de doblaje o subtitulado consulta y acaba pasando por la revisión final de un filólogo del Departament. De tal forma que los subtítulos y doblaje siempre están supervisados por el Departament. 
La traducción de los títulos de las películas dobladas y subtituladas al catalán también son títulos que propone el filólogo. Finalmente escoge el título el distribuidor pero lo hace a partir de las opciones que propone el filólogo del Departament. 
Pero me parece bien. Al fin y al cabo, el Departament y la Generalitat tienen que validar y asegurar que el catalán que se utiliza para estas películas es el correcto, que no nos encontremos luego con barbarismos o con palabras que no son las adecuadas. 
 
JC: ¿El dilema entre doblaje y subtitulado crees que es cultural? 
 
DM: Creo que es de costumbre. En este país la gente se ha acostumbrado a ver las películas dobladas. Ahora el problema sería hacer el cambio. 
Para el distribuidor es muchísimo más barato subtitular que doblar. El distribuidor si supiese que asistiría el mismo público a las salas doblando que subtitulando, no doblaría. 

JC: ¿Qué coste tiene doblar una película? 
 
DM: Entre 20.000 € y 25.000€, depende de la película, depende de los actores de doblaje,... Hablamos de un doblaje que después ya se utiliza para todas las ventanas, DVD; VOD y TV. Es decir, unos 20.000€ respecto a los 1.000€ o 1.500€ que cuesta subtitular.
Además, en cuestión de tiempo, hacer un doblaje puede suponer un mes o mes y medio. El subtitulado, en cambio, es mucho más rápido.  
 
JC: Entre el público que va a ver una película en VOSE o prefiere ir a ver una película doblada, ¿tenéis datos que os indiquen el volumen de preferencia por una u otra opción?  
 
DM: Normalmente podríamos decir que películas de 50 o 100 copias acaban teniendo un 10% más o menos de copias en VOSE (películas de 50 copias tendrán aproximadamente unas 10 copias o 9 copias en VOSE y el resto en doblado).
No hablamos de películas de art-house, de películas que estrenamos con tan solo 5 o 6 copias, que entonces estas películas en ocasiones solo se estrenan en VOSE y se estrenan en cines como los Renoir o los Verdi
Por otro lado, el formato DCP (a diferencia del de 35mm) permite a los cines poder programar sesiones en la misma sala y el mismo DCP solo con la KDM diferente, permite proyectar la sesión de las 16h y de las 18h dobladas al castellano y la sesión de las 20h y la de las 22h en VOSE. Algo que con las copias de 35mm era casi imposible porque significaba tener que cambiar las copias y significaba tener que tirar copias diferentes. Ahora el mismo DCP, solo cambiando el archivito de subtítulos, sí que lo permite. Este hecho permite que haya más VOSE y más cines que se atreven a proyectar en VOSE, a proyectar un día a la semana o alguna sesión en concreto hacerla en VOSE, pero todavía la versión doblada está ganando y por goleada

 

cinema;  televisión;  políticas comunicativas; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???