Número 81 (octubre de 2018)
Chicas que dibujan sobre mujeres
Gemma San Cornelio

No diré nada nuevo si destaco que en los últimos años y, especialmente desde el pasado 8M, la presencia y reivindicación feminista es más presente en el espacio público y los medios. La voz de mujeres con diferentes perfiles y profesiones no sólo se ha hecho visible en la televisión y medios tradicionales, también tiene una especial resonancia en Internet y las redes sociales. Es en este contexto que he empezado a observar el trabajo de algunas mujeres que, mediante el dibujo (ilustración o cómic), tratan cuestiones abiertamente feministas

¿Qué tienen en común las siguientes imágenes? De entrada, se podría pensar que se han reunido ejemplos de ilustraciones de carácter erótico. Y sería correcto. También, por la paleta de colores utilizada, que estas ilustraciones están referidas al universo femenino, y, en cierto modo, también sería cierto. No obstante, para poder captar mejor su dimensión y significado deberíamos ir a su publicación original en Instagram y leer el texto que las acompaña. Hacer clic en las imágenes para ir al contexto original.
 
En el primer ejemplo, la ilustradora y realizadora audiovisual Lyona Ivanova plantea a sus seguidoras la cuestión de la representación de la mujer a lo largo de la historia del arte, destacando dos figuras principales, iconográficamente hablando: -la madre (virgen) y la malévola (puta) - académicamente estudiadas, aunque poco conocidas fuera de este contexto. El post, pues, intenta crear curiosidad por esta cuestión, si bien las respuestas que obtiene, como suele ocurrir en las redes, son extremas: o muy positivas o muy negativas. Las respuestas positivas, en buena parte agradecen a la autora que ponga sobre la mesa cuestiones feministas con una cierta voluntad pedagógica, intentando que sus lectoras se hagan preguntas. Las respuestas negativas, principalmente, le reprochan que en algunos casos los dibujos sean muy explícitos o que los temas, especialmente el de carácter sexual, se debatan en un espacio abierto.
 
 
El segundo ejemplo pertenece a Mona Chalabi, una periodista de datos que escribe para la publicación The Guardian. Es conocida por realizar visualizaciones que hacen referencia a temas sociales utilizando ilustraciones sencillas sobre papel cuadriculado. En estas visualizaciones la autora sustituye los elementos típicos de las gráficas por otros elementos figurativos. En esta gráfica, publicada en su perfil de Instagram, recoge el tiempo medio de la eyaculación durante la penetración en el caso de las relaciones sexual heterosexuales. Utiliza datos extraídos de un artículo científico, publicado en el Journal of sexual medicine en 2005, representadas en un gráfico de barras, donde éstas han sido sustituidas por dibujos de penes. Los comentarios que ha recibido este post, son en buena medida positivos y bromean sobre el tema, así como ríen por la forma de la visualización. Otros discuten otras variables posibles de análisis, entrando en la dimensión más científica de la gráfica. Por supuesto, hay comentarios soeces.
 
 
Finalmente, la tercera publicación pertenece a Moderna de Pueblo (alter ego de Raquel Córcoles), conocida ilustradora y escritora de cómics. De hecho, se trata de un gif animado, que contiene un pie de texto lúdico ‘Resaca, sofá, manta & lo que surja’.
En este caso, la imagen explícita va un paso más allá del tono en el que suele dibujar la autora, y las respuestas, al igual que en el primer caso, son aún más extremas. Las reacciones de las seguidoras son, como en el caso anterior, de risa, destacando el atrevimiento de la autora y expresando una cierta empatía con la situación representada. Sin embargo, otras seguidoras le reprochan que haya hecho un cambio en los temas que aborda en sus libros y viñetas, más comprometidos con el feminismo. Como en el primer caso, les resulta molesto que se traten estos temas en la red de forma abierta.
 
 
Los ejemplos anteriores serían representativos de un fenómeno interesante, en mi opinión. Es decir, la práctica de un activismo visual, por parte de las mujeres, en el mundo del cómic y la ilustración. Se trata de un tipo de práctica a través de las imágenes, especialmente con el cómic, que utiliza diversos recursos estilísticos y donde predomina una visión humorística. No es un fenómeno absolutamente nuevo, pero es relevante ya que se trata de un campo donde desgraciadamente las mujeres no han tenido demasiada visibilidad profesional. Se produce, pues, una apropiación del lenguaje satírico, en algunas ocasiones utilizando dibujos con carácter explícitamente sexual o con un estilo muy directo.
 
Con su difusión en las redes sociales, las respuestas que se obtienen demuestran sorpresa, incluso en los casos donde se aplaude la iniciativa, lo que destaca que quizás todavía no estamos acostumbradas a este tipo de lenguaje. No es necesario que diga que todas ellas reciben respuestas de ataque claramente anti-feminista y esto es otro síntoma que en esta batalla dialéctica no sólo el contenido del mensaje es relevante, sino que también lo es el lenguaje y la forma en la que se expresa este. Es decir, volviendo al ejemplo inicial, es tan importante poner los temas sociales en la agenda, como dominar el lenguaje de las imágenes. 

 

género;  cómic;  arte;  medios sociales;  periodismo; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???